VIVIR A CONCIENCIA Y CON CONSCIENCIA

En mi opinión, la grandiosidad de la vida se incrementa cuando se vive a conciencia y con consciencia, porque cualquier otro modo de vivir, como el de pasar de puntillas por la propia vida y evitando salpicarse, es una malversación del bien más preciado que tenemos: eso a lo que llamamos VIDA pero que es mucho más que una palabra.

Desatender la vida, desoírla, dejarla que se escape sin llenarla, es un despropósito y un error irreparable, ya que la vida es IRREPETIBLE e IRRECUPERABLE.

Podemos comprar otro televisor u otra lata de refrescos, pero no podemos comprar –a ningún precio- otra vida; ni siquiera podemos sobornar a alguien que nos pueda devolver los segundos malgastados, todo aquello que dejamos sin llenar, la mirada que no supo ver, el sentimiento que acallamos, las palabras que no dijimos o las que dijimos mal.

Es lo que tiene esto de vivir, que no te da una segunda oportunidad, que no puedes darle al rebobinado ni volver atrás para colorearla.

TODO AQUELLO QUE NO SEA UNA SATISFACCIÓN SE PUEDE CONVERTIR EN UN ARREPENTIMIENTO.

Por eso es necesario repetirse lo que uno quiere hacer con su vida, hasta que todo dentro de uno, incluidos los habitantes de la mente y nuestro inconsciente, se den cuenta de la rotundidad incuestionable de esta realidad, y asuman definitivamente la decisión -que ha de ser contundente- de tomar el gobierno de la propia vida y no seguir en la dejadez –cómoda pero doliente al mismo tiempo- de permitir que la vida vaya por donde quiera mirándola desde el papel de víctima prisionera que no puede hacer nada por evitarlo.

La atención es primordial en esta noble tarea de VIVIR, y hacerlo bien requiere ojo y escucha, darse y apreciar, ponerle ímpetu e intensidad, ser apasionado y también reflexivo.

El esfuerzo y el valor son cualidades precisas, porque el desánimo se puede presentar a deshora y sin dar aviso, porque la apatía es sibilina y se presenta por la espalda, y porque llevamos dentro alguien que se encuentra cómodo en esa postura de quedarse quieto y quejándose en vez de atreverse con la dedicación plena que requiere la vida para convertirse en LA VIDA.

Hay muchos modos de dejar que se gaste el tiempo, pero sólo uno con fuerza suficiente para dotar de VIDA a la vida: VIVIR A CONCIENCIA Y CON CONSCIENCIA.

Te dejo con tus reflexiones…

Francisco de Sales

Si le ha gustado ayúdeme a difundirlo compartiéndolo.

Visitas: 46

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Escuela Iniciática para añadir comentarios!

Participar en Escuela Iniciática

LIBROS de ASSAYA

* * *

 

===> Nos AYUDAS al MANTENIMIENTO de esta WEB y las SALAS ONLINE?

 

****************

 

 

*****

***

© 2018   Creado por ♥ Assaya ♥.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio