¿VIVES?

En mi opinión, hay una diferencia muy notable entre estar vivo y vivir. Y más aún entre estar vivo y VIVIR.

Estar vivo es respirar, latir, moverse, hacer actividades, dormir, trabajar, comer… mientras que VIVIR es SER CONSCIENTE DE LA VIDA.

En mi opinión, VIVIR es Ser Uno Mismo. Ser ahora mismo y Estar aquí conscientemente.

SER UNO MISMO

Se ha escrito ya tanto sobre esto que cualquier cosa que se escriba será una redundancia, y el lector pensará: “Bla, bla, bla… otra vez lo de siempre… que sí…que esto ya lo sé…”

Invito a una nueva revisión del concepto emocional –no el mental- que se tenga sobre ello. Sobre todo, porque en nuestro interior, o en nuestro modo de ser, o en el de ver las cosas, se van haciendo cambios que a veces resultan imperceptibles, y es conveniente volver a revisarlo, desapasionadamente, del modo más neutral posible, para ver su realidad actual.

Además, todo lo que está instalado en nuestro inconsciente nos dirige de un modo del que, lógicamente, no somos conscientes. De ahí la recomendación de sacarlo a la luz, para observar si sigue enquistadas alguna ideas o modos, o si se han permitido el enriquecedor placer de modificarse hacia bien.

¿Soy yo?, hay que preguntarse (y parece que la respuesta está predeterminada y va a ser afirmativa: “¡Claro!, ¿quién voy a ser?”)

¿Soy Yo?, hay que preguntarse con más profundidad (Y es curioso, pero una letra mayúscula lo cambia todo. Se acaba de complicar la pregunta y ya va a ser más arduo encontrar una respuesta que sea veraz)

¿Soy Yo a todas horas?, hay que matizar al preguntarse (Y se hace más complicado, porque se puede Ser Uno Mismo en momentos puntuales de consciencia, en fugaces estallidos de atención, pero… ¿Ser Yo a todas horas? Estoy bastante convencido de que la respuesta en un 99,99% de los casos va a ser negativa)

SER AHORA

Por ejemplo: ¿Soy Yo ahora, en este instante?

Porque otra condición para que a nuestra vida y a nuestro pasar por el mundo se les pueda llamar VIVIR, es Ser Uno Mismo y estar en el Ahora. Porque no hay otro ahora más que el de este instante. Porque la vida no se puede aplazar, no se puede dejar en una estantería como un libro para usarlo cuando se desee, sino que está en un movimiento de avance imparable que es, indudablemente, más rápido y más constante que nosotros mismos.

ESTAR AQUÍ

¿Estás aquí? La respuesta va a ser parecida a: “Claro que estoy aquí, si no estuviese aquí no estaría leyendo esto”. Pero es una respuesta equivocada, porque la pregunta no va dirigida a tu cuerpo físico sino a tu Ser.

Y si no eres consciente de lo que es el Ser, o de quién es el Ser, difícilmente vas a saber si está aquí. O, dicho de otro modo, tú, que eres el Ser, tienes que hacer VIVIR ese Ser, y vuelve a ser tu consciencia atenta quien puede realizar esto.

VIVIR no es sencillo. No es algo automático, como lo es el estar vivo.

VIVIR requiere tener voluntad de VIVIR, y que esta tarea se convierta en algo primordial, básico, constante. Lo más importante.

VIVIR provoca una energía muy distinta que la de optar por dejar que el tiempo que vamos a estar en esta existencia se consuma sin nuestra presencia.

VIVIR aporta un grado de conciencia que nos acerca a la plenitud, a la consciencia clara de saber y sentir quiénes somos y qué hacemos aquí, y permite que las cosas cotidianas adquieran una intensidad y calidad distintas.

¿Estás seguro de que VIVES?

¿A eso que haces le puedes llamar VIVIR?

Tú eliges… ¿VIVIR o estar vivo?

Te dejo con tus reflexiones…

Francisco de Sales

Visitas: 18

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Escuela Iniciática para añadir comentarios!

Participar en Escuela Iniciática

LIBROS de ASSAYA

* * *

 

===> Nos AYUDAS al MANTENIMIENTO de esta WEB y las SALAS ONLINE?

 

****************

 

 

*****

***

© 2018   Creado por ♥ Assaya ♥.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio