SÁCATE DE DONDE ESTÁS Y LLÉVATE ADONDE QUIERES ESTAR

SÁCATE DE DONDE ESTÁS Y LLÉVATE ADONDE QUIERES ESTAR

En mi opinión, existe una costumbre perjudicial que se acepta con demasiada normalidad, como si no hubiese otra opción que la de aceptarla, y eso es el conformismo.

He escuchado ya demasiadas veces las quejas de personas que se lamentan de su situación matrimonial, de sus compañeros de trabajo, de su autoestima, de su desorden, de su pereza… ¡de todo!

Pero cuando les pregunto qué están haciendo para resolver esa situación… las respuestas se centran en diferentes excusas que tienen en común la misma cosa en cuanto a lo que hacen: nada. NADA ES LO QUE HACEN. No es cierto: sí hacen algo: quejarse, lamentarse, maldecir, culpabilizar a algo/alguien de fuera, culpabilizar al destino o a la mala suerte…

PERO NO HACEN LO QUE ES IMPRESCINDIBLE: reconocer que la resolución de su situación es SU PROPIA RESPONSABILIDAD. Que no es algo que hay que dejar en manos ajenas, o que sean el azar o las hadas mágicas quienes aporten la solución, sino que es uno mismo el que ha de tomar el timón.

La cosa en común que tienen todas estas personas expertas en quejas es que se sienten mal, que no quieren seguir como están, y descargan su frustración culpabilizando a los demás –y así se des-culpabilizan, insensatamente, autoengañándose-, o asumen su desgracia/infortunio como algo inevitable, y se hunden cada día un poquito más.

Si estás en esta situación te voy a recordar algo que es muy evidente:
AHORA ES CUANDO MÁS TE NECESITAS. Lo peor que puedes hacer es mantenerte en la auto-pena o el auto-engaño.

Te quedan dos opciones básicamente: seguir como estás -y me atrevo a sugerirte que irás a peor, sin duda- o hacerte cargo de ti y de tu vida.

O sea, SACARTE DE DONDE ESTÁS Y LLEVARTE ADONDE QUIERES ESTAR. Y eso depende EXCLUSIVAMENTE de ti. Si te haces cargo de ti, será una demostración de Amor Propio y el principio de la recuperación de toda tu autoestima y de tu propia redención.

No te quedes en el lamento y haz algo. HAZ LO QUE TIENES QUE HACER. Deja de compadecerte o de quejarte solamente. Sólo tú puedes, y además debes, hacer este proceso de sacarte de ahí. Y hacerlo con ilusión, con alegría, con ganas.

Tal vez no será fácil. No tiene porqué ser fácil. Es posible hacerlo, y con eso es suficiente para ponerse a hacerlo.

El primer paso recomendable es ser consciente de la insatisfacción que te produce estar donde estás o como estás. Hacerlo así, con tanta crudeza, no debe abatirte sino, más bien al contrario, lo que ha de hacer es motivarte. Después es necesario un compromiso firme de colaboración contigo mismo para sacarte de ese estado, comprometiéndote a hacer todo lo que sea necesario para resolverlo. Y luego, mucha atención y ánimos para no decaer, dedicación constante, incontable Amor Propio, y ponerte objetivos y alcanzarlos.

En este momento puedes acceder a suficiente información sobre cómo hacer ese proceso, aunque hay que ser un poco selectivo y no creer que todo es bueno. O puedes buscar ayuda externa si es necesario. Lo que sea para salir y seguir adelante.

El resultado final de todo ese proceso –que no es tan grave ni tan malo como uno se pueda imaginar- es la satisfacción personal. Uno es el agraciado con el resultado obtenido con esa dedicación. Sin duda, cualquier esfuerzo es ampliamente compensado con el hecho de poder estar luego donde uno quiere estar y como uno quiere estar.

Así que… si te ves reflejado en lo leído, TU NUEVO TIEMPO comienza… ¡ahora mismo!

Te dejo con tus reflexiones…

Francisco de Sales

Visitas: 6

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Escuela Iniciática para añadir comentarios!

Participar en Escuela Iniciática

© 2019   Creado por ♥ Assaya ♥.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio