LO QUE REALMENTE BUSCAMOS ES LA PAZ

En mi opinión, es un gran desgaste físico y emocional, y una irreparable pérdida de tiempo, el hecho de ponerse a buscar sin saber claramente qué es lo que se está buscando.

Ya he dicho en alguna ocasión que en la mayoría de las ocasiones, cuando una persona se pone en ese camino de “buscarse”, parte con un hándicap, porque no sabe exactamente qué es lo que busca, ni sabe dónde buscarlo exactamente, ni sabe cómo hacerlo.

Con estas premisas, lo más lógico es que sólo encuentre fracaso y desolación.

Decimos que buscamos conocimientos, la Verdad, el encuentro con la Divinidad, saber quién soy realmente, mis orígenes espirituales, el por qué de las cosas, quiénes somos/de dónde venimos/a dónde vamos, un poco de filosofía, la Luz o la Iluminación, el Ser Esencial, el origen Cósmico…y rara vez acertamos con lo que de verdad buscamos.

Si no encontramos las respuestas a nuestras preguntas, en numerosas ocasiones es porque las hacemos mal, o porque nos preguntamos algo distinto de lo que realmente nos queremos preguntar, y una pregunta mal hecha difícilmente puede encontrar una respuesta correcta.

Te sugiero que antes de seguir leyendo revises tus preguntas y tus Grandes Preguntas, y que al final del artículo veas si te quedas con ellas o si necesitan una remodelación y las modificas.

Y no es que yo te vaya a dar soluciones y respuestas, pero sí te sugiero que te cuestiones tus propias preguntas, tu camino actual, por si acaso…

En mi opinión, después de 30 años en estos asuntos, y después de haber tratado con cientos de personas, lo que las personas buscan realmente es… la paz.

Lo pueden llamar de otro modo, lo pueden disfrazar de otra cosa, o creer que con otro asunto o distracción distinta van a acallar el deseo íntimo y verdadero.

Lo que buscamos es estar en paz con nosotros mismos, estar en paz con nuestra alma y nuestra mente, estar en paz con la vida y con quienes nos rodean, estar en paz con nuestro destino y nuestro Sentido de la Vida, estar en paz con la conciencia y en paz con nuestros conflictos, ser capaces de conciliar nuestras contradicciones y crear un estado de armonía que nos permita relajarnos y permitir que un estado de bienestar se instale. O sea, estar en paz.

Si uno está atento a su verdad, si uno se pone de acuerdo con su esencia, si contacta con su Ser, verá que el resto de cosas pueden estar bien, y cubren necesidades sociales y económicas, y hasta proporcionan una aparente felicidad y buenos momentos, pero… eso no satisface plenamente. Eso acalla durante un tiempo la búsqueda, y una parte nuestra –tal vez el ego- sugiere que eso es lo que quiere, que con eso es más que suficiente, pero tiene que lidiar con una voz más profunda que certifica, con claridad y firmeza, que no es eso.

Cada persona es distinta. Tal vez tu motivación en la vida sea otra. Pero conviene que le dediques un tiempo a observar esto con otra mirada, y si te das cuenta de que es la paz lo que estás buscando, que es esto lo que quieres, es posible que tengas que reformular tus preguntas, tus objetivos, tu tarea, tu Camino…y es posible que te ahorres muchas vueltas, muchas pérdidas de tiempo… y la pérdida de ti mismo.

Te dejo con tus reflexiones…

Francisco de Sales

Visitas: 25

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Escuela Iniciática para añadir comentarios!

Participar en Escuela Iniciática

LIBROS de ASSAYA

* * *

 

===> Nos AYUDAS al MANTENIMIENTO de esta WEB y las SALAS ONLINE?

 

****************

 

 

*****

***

© 2018   Creado por ♥ Assaya ♥.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio