LA ACEPTACIÓN NO IMPLICA RESIGNACIÓN

En mi opinión, estas son dos cosas que no tienen por qué ir juntas pero habitualmente se asocian como indisolubles, y se cree que cuando uno acepta algo de lo que le sucede en su vida –sobre todo si es algo indeseado o desagradable- es porque se ha resignando, pero de mala gana, con una sensación de frustración o derrota, y con la tristeza añadida de no poder rebelarse o rechazarlo.

Y no es así.

DARSE CUENTA de lo que está sucediendo es el primero y obligatorio de los pasos. Si uno no se da cuenta, es como si “lo que sea” no existiera.

El segundo y obligatorio paso es ACEPTAR.

Lo que sea, lo que sucedió, en las condiciones que esté, sea indeseado o doloroso, es necesario aceptarlo, porque negarlo o no querer reconocerlo equivale a auto-engañarse, a aplazarlo, a evitarlo… y de ese modo no se resuelve: se puede eludir temporalmente o se puede demorar durante un tiempo, pero ese tiempo que transcurre lo hace en nuestra contra.

ACPTAR, por tanto, es imprescindible. Aceptar sólo quiere decir “reconocerlo y hacerlo propio”. Es recibir voluntariamente y sin oposición.

Lo cual no quiere decir que uno lo tenga que aceptar definitivamente y que no quede al mismo tiempo la opción de deshacerse de ello posteriormente.

La aceptación es el paso previo a la revisión y al posible rechazo, pero en ese “hacerse cargo”, reconociéndolo tal y como es, ya puede existir una semilla de la voluntad de querer quedarse con ello solamente en el caso de que sea apetecible y deseado, porque lo único que se está admitiendo hasta entonces es que se asume la responsabilidad de las consecuencias, o de la participación, que a uno le corresponda.

En cambio, si tras el examen de lo acontecido, de lo que sucede, uno no está interesado en quedarse con ello, siempre le queda la opción de modificarlo, de deshacerse de ello, de no permitir que influya.

Ahí es donde comienza el Proceso de Desarrollo Personal, que siempre se refiere a desarrollar lo positivo previo paso por la aceptación de lo que uno está siendo, de quien uno está siendo, de la vida y el modo de vida que uno está teniendo.

Una vez que esta realidad innegable ha sido admitida, comienza la hermosa tarea de reconstruirse y esta vez de un modo consciente, siendo uno quien elige y decide.

Todos estamos siendo básicamente del modo que nos ha educado y actuamos de acuerdo a las normas que nos han inculcado, pero… todos tenemos el derecho y hasta la obligación de desarrollar a quien realmente somos en esencia.

Tenemos la responsabilidad de corregir lo que otros –posiblemente con buena voluntad, aunque no siempre en todos los casos- han aleccionado de un modo erróneo.

No estamos obligados a aceptar de por vida las cosas nuestras que nos desagradan, nuestro carácter se puede modificar, las ideas pueden ser cambiadas, los principios no son inamovibles…

Sólo se trata de ser conscientes de quiénes somos realmente y quiénes estamos siendo, de lo que hacemos por libre voluntad y lo que hacemos sin saber por qué.

Es por eso que aceptar nuestra situación actual no nos obliga a estancarnos en ella, sino que ha de ser el aliciente que nos ponga en marcha para modificar lo que sea necesario. Para retomar nuestra auténtica esencia. Quienes de verdad somos.

Por tanto, que en ese reconocimiento y aceptación de nuestra actualidad no haya resentimiento, que no haya resignación, que no haya frustración ni pena, sino la alegría de ser conscientes de que hay situaciones y modos que nos desagradan y que tenemos en nuestro poder la opción de cambiarlas.

Y si no se pueden cambiar físicamente, sí que se puede cambiar nuestra actitud hacia ellas y la forma de comprenderlas de modo que no causen dolor.

Y eso sí depende exclusivamente de nosotros.

Te dejo con tus reflexiones…

Francisco de Sales

Visitas: 108

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Escuela Iniciática para añadir comentarios!

Participar en Escuela Iniciática

Comentario por Lisbeth del Carmen Peña el marzo 29, 2019 a las 3:15pm

En nuestra situación en Venezuela, este mensaje es preciso de compartir, claro con tu permiso primero ¡muchas gracias por compartirlo Francisco!

LIBROS de ASSAYA

* * *

 

===> Nos AYUDAS al MANTENIMIENTO de esta WEB y las SALAS ONLINE?

 

****************

 

 

*****

***

© 2019   Creado por ♥ Assaya ♥.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio