HAZ TU PLAN DE VIDA YA

En mi opinión, desatendemos un asunto de tantísima importancia -del que puede depender nuestra satisfacción o insatisfacción, la sensación de éxito o de fracaso-, como es el hecho de tener un Plan de Vida, o sea, qué es lo que queremos hacer y lo que vamos a hacer con nuestra vida.

Estamos más acostumbrados a ir capeando como buenamente podemos los embates de la vida, las trampas y las zancadillas, los disgustos y los sinsabores, y parece que nos hemos acostumbrado a quedarnos en la retaguardia, a la defensiva, tratando de salir lo más indemnes posible y olvidando que tenemos la opción de mandar nosotros, y de afrontar lo que venga sin miedo en vez de empequeñecernos o rendirnos.

Andamos desorientados, variando de un día para otro según cómo se presenten las condiciones, naufragando en nuestras propias contradicciones, sin un camino marcado que nos lleve al destino que nos apetezca.

VIVIR requiere tener diseñado un Plan de Vida, y cumplirlo, obrando con las mínimas improvisaciones y sólo en los casos imprevistos e indispensables.

¿Qué estoy haciendo con mi vida?
¿Por qué siento a veces una frustración inexplicable?
¿Por qué algunos días creo que no estoy viviendo mi vida?
¿Por qué la sensación de estar perdiendo la vida?
¿Quién dirige mi vida, quién está al mando?
¿Hacia dónde va?
¿Puedo hacer algo para como mía mi vida?
¿Realmente puedo hacer con mi vida lo que quiera?

¿Te has hecho alguna vez estas preguntas u otras similares?

Y ahora, más directamente, te pregunto: ¿Tienes un Plan de Vida?

El Plan de Vida consiste, básicamente, en tener un proyecto para nuestra vida que hayamos diseñado NOSOTROS MISMOS, de un modo CONSCIENTE, teniendo en cuenta nuestra realidad y las limitaciones y los condicionamientos y las circunstancias. Pero -y esta es la característica esencial- HECHO POR NOSOTROS MISMOS y QUE SEA VIABLE -aunque requiera un esfuerzo-.

Los Planes de Vida ostentosos, excesivos, solamente utópicos por ser inaccesibles o imposibles, acaban creando frustración porque pueden ser imposibles de realizar, así que conviene respetar las condiciones que consiguen convertir un Plan en viable y positivo.

- Tienes que estar convencido de que quieres hacerlo.

- Tienes que decidirlo voluntaria y conscientemente.

- Tienes que poner en él lo que sea alcanzable para ti.

- Tienes que marcar tu objetivo y tus prioridades.

- Tienes que respetarlo, aunque el esfuerzo tenga que ser grande.

- Tienes que cumplirlo.

Crear un Plan de Vida es un proyecto emocionante.

Quien lo diseña tiene la oportunidad de hacer de su vida –por fin- lo que quiere que sea su vida. Y quien no lo hace, comete el error grave de desatender y malversar su IRREPETIBLE e IRRECUPERABLE vida.

Te sugiero que revises tus propósitos, tus sueños, tus deseos, tus aspiraciones, tus principios, tu escala de valores…

Tu vida ha de girar -en principio- en torno a ti. Y eso no es egocentrismo. Tu vida es tuya y tú la sufres o la disfrutas. Tu vida es tuya y tuya es la responsabilidad y la obligación de hacer de ella algo de lo que sentirte satisfecho.

Te recomiendo que pongas muchas cosas buenas en tu Plan de Vida, que seas generoso contigo, ligeramente ambicioso, sensato, y que hagas lo que sea necesario para cumplirlo, para que no tengas que arrepentirte más tarde –cuando ya sea demasiado tarde- de no haberlo hecho y no haber vivido.

Te garantizo que compensa cualquier esfuerzo y dedicación que pongas.

Por si te es útil, aquí tienes unos modelos -de los muchos que hay- de un Plan de Vida.

https://es.wikihow.com/hacer-un-plan-de-vida

ATRÉVETE A SOÑAR:
http://www.youtube.com/watch?v=ob0qM06L4MA

Te dejo con tus reflexiones…

Francisco de Sales

Visitas: 21

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Escuela Iniciática para añadir comentarios!

Participar en Escuela Iniciática

LIBROS de ASSAYA

* * *

 

===> Nos AYUDAS al MANTENIMIENTO de esta WEB y las SALAS ONLINE?

 

****************

 

 

*****

***

© 2018   Creado por ♥ Assaya ♥.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio