EL AUTOENGAÑO ES EL MAYOR PECADO QUE UNO PUEDE COMETER CONTRA SÍ MISMO

EL AUTOENGAÑO ES EL MAYOR PECADO QUE UNO PUEDE COMETER CONTRA SÍ MISMO

En mi opinión -una opinión sustentada sobre las experiencias que he podido vivir en estos últimos treinta años-, uno de los mayores pecados que uno puede cometer contra sí mismo es el autoengaño.

Casi todo es perdonable, porque algunas cosas se hacen sin mala intención y eso rebaja un poco lo que de perjudicial puedan tener, pero cuando uno miente lo hace a conciencia, siendo consciente de lo que está haciendo, y eso quiere decir que se persigue una intención o un resultado –sea el que sea- con esa acción. Eso lo convierte en imperdonable. (No estoy seguro de que las “mentiras piadosas” sean siempre perdonables; sólo lo son en contadas ocasiones)

Cuando uno miente a otro o se miente a sí mismo comete un pecado (Pecado: “cosa que se aparta de lo recto y justo, o que falta a lo que es debido”) y cuando uno se auto-engaña (Engañar: “hacer creer a alguien que algo falso es verdadero”), está atentando contra sí mismo. No hay otro perjudicado que uno mismo.

No querer asumir una verdad o una realidad, sea la que sea, no beneficia en absoluto. Aunque hacerlo provoque en el momento una especie de consuelo. Si se usa siendo consciente de que es un consuelo temporal y no una verdad, hasta puede ser permisible en personas que estén atravesando un momento delicado en su vida. Pero si uno puede soportarlo –y es necesario en ocasiones obligarse a soportarlo- es mejor afrontar la verdad, lo que es cierto e irrefutable, lo que se va a acabar imponiendo con la fuerza y el peso de su realidad.

No hay provecho real y duradero en el autoengaño: antes o después se va a tener que reconocer lo que es cierto y aquello en lo que uno se ha estado mintiendo. Se corre el riesgo de que, si mientras uno está en la irrealidad toma una decisión contando con que la premisa del autoengaño es cierta, el resultado final se va a demostrar como desastroso. La verdad se impondrá.

Uno es lo que es en cada momento, y si en este momento no está en lo más esplendoroso… es lo que hay. Y si tiene un pasado que no es agradable… es lo que hay. Y si tiene que afrontar que afrontar cambios… es lo que hay.

Pero todo esto no quiere decir que uno esté condenado a seguir así durante todo el resto de su vida. Uno tiene el derecho –y la obligación- de hacer de su vida un motivo de satisfacción y alcanzar el mejor esplendor posible y la más serena y satisfactoria de las paces.

Y para conseguirlo es imprescindible partir del reconocimiento del presente.

Y esto se hace desde el amor propio, desde el cuidado exquisito, desde el deseo de mejoramiento y reconciliación.

Uno mismo es la única materia prima de la que dispone para poder reconstruirse. Y si esa materia prima es íntegra, honrada, de buen fondo, será una buena base para edificar lo que se pretende.

Hay que ser valientes, rectos, justos y generosos, y desde esa posición aceptar lo que se ha ocultado, reconocer lo que se ha negado, asumir aquello en lo que uno se ha esquivado, y hacer un acto de arrepentimiento por las culpabilidades cometidas, pero inmediatamente perdonarlo todo –y todo quiere decir TODO- porque es innecesario arrastrar las infracciones del pasado. y porque las lágrimas rancias por lo sucedido no permiten ver con claridad el presente.

La sinceridad hace digno a quien reconoce la verdad.

La honradez hace noble a quien la practica.

¿Autoengañarse? ¡Nunca!

Eso es auto-perjudicarse.

¿Auto-perjudicarse? ¡Nunca!

Eso sería abundar en los errores pasados.

No pasa nada malo por reconocer las imperfecciones en el pasado. Lo grave y deshonesto sería persistir en el autoengaño.

Siempre es un buen momento para hacer borrón y cuenta nueva y para inaugurar un nuevo principio que lleve a un mejor final.

Te dejo con tus reflexiones…

Francisco de Sales

Si desea recibir a diario las últimas publicaciones, inscríbase aquí:
http://buscandome.es/index.php?page=59

Si le ha gustado ayúdeme a difundirlo compartiéndolo.

(Más artículos en http://buscandome.es/index.php?action=forum)

Visitas: 124

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Escuela Iniciática para añadir comentarios!

Participar en Escuela Iniciática

LIBROS de ASSAYA

* * *

 

===> Nos AYUDAS al MANTENIMIENTO de esta WEB y las SALAS ONLINE?

 

****************

 

 

*****

***

© 2018   Creado por ♥ Assaya ♥.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio