EJERCICIO PARA APRENDER A VISUALIZAR EL AURA

Cómo ver el aura paso a paso

Tal vez no veas tu aura a simple vista, pero es fácil aprender a hacerlo. Los clarividentes son capaces de ver el aura de manera natural, sin esfuerzo, pero el resto de nosotros tenemos que entrenarnos para detectarla. Es un proceso mucho más sencillo de lo que podrías imaginar.
Es conveniente comenzar visualizando el aura alrededor de tus manos, después podrás seguir el mismo procedimiento para verte el aura alrededor de otras partes del cuerpo.
Al principio solo verás tu cuerpo etérico, que es la zona del aura más cercana al cuerpo físico; con la práctica verás más capas.
Te resultará más fácil aprender a detectar tu aura si estás relajado y con la mente tranquila. Por lo que te vendrá bien practicar alguna técnica de relajación antes de comenzar.
Aquí te explicamos un sencillo ejercicio que podrías utilizar para relajarte:
• Siéntate cómodamente con los pies apoyados en el suelo. Si no puedes apoyar los pies en el suelo, hazlo en tu imaginación.
• Toma tres respiraciones profundas, soltando cualquier tensión que sientas con cada expiración. A continuación, respira con normalidad.
• Imagina que crecen raíces de las plantas de tus pies hacia el suelo. Oye o ve cómo estas raíces penetran profundamente en la corteza terrestre, llegando hasta el centro del planeta. Percibe que están creciendo y multiplicándose, y al hacerlo están conectándote con la energía y la solidez de la tierra.
• Ahora imagina que la energía de la tierra está subiendo por las raíces hacia tus pies, llenando todo tu cuerpo con luz blanca. Quizá te guste imaginar que la energía fluye hacia dentro con cada inspiración hasta tener todo el cuerpo inundado de luz.
Cinco pasos para ver el aura:
1. Siéntate en una silla cómoda, frente a una pared lisa y de color claro. No te sientes directamente bajo la luz del sol o con una luz artificial apuntándote.
2. Estira tu brazo derecho, con el dorso de la mano mirando hacia ti. Ahora mira el espacio que queda entre tus dedos extendidos y la pared, sin mirar directamente a ninguno de ellos. Permite que tus ojos se relajen.
3. Empezarás a ver un perfil borroso, blanco o gris, alrededor de tus dedos. Eso es tu aura. Continúa mirando al espacio entre tus dedos y la pared. El perfil blanco o gris empezará a cambiar de color, y generalmente empezará a volverse azul.
4. Cuando hayas contemplado el aura alrededor de tus manos, reorienta la atención para ver el aura alrededor de tu cabeza. Ponte frente a un espejo, con una pared lisa y de color pálido detrás de ti. Relájate y céntrate como antes.
5. Mira al espacio por encima de tu cabeza, dejando que tus ojos se relajen. Pronto empezarás a ver un perfil borroso, gris o blanco, alrededor de tu cabeza, que acto seguido se transformará en una sombra azul. Esto es tu cuerpo etérico.
Como cualquier otra habilidad que quieras desarrollar, la práctica es la base del éxito. Cuanto más practiques, más rápidamente podrás ver tanto tu aura como el de otros y cada vez con más claridad y amplitud.
No te dejes desanimar por los pensamientos negativos, con empeño y una actitud positiva se consigue mucho más de lo que te puedas imaginar.
Fuente: laguiaesoterica.com
Namasté

Visitas: 11

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Escuela Iniciática para añadir comentarios!

Participar en Escuela Iniciática

LIBROS de ASSAYA

* * *

 

===> Nos AYUDAS al MANTENIMIENTO de esta WEB y las SALAS ONLINE?

 

****************

 

 

*****

***

© 2017   Creado por ♥ Assaya ♥.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio