Hace algunos años cuando me empezó a interesar este tipo de temas, duré mucho tiempo preguntándome cual era la diferencia entre estos dos términos, o si realmente existía alguna disimilitud. Buscaba en el diccionario y efectivamente había una gran diferencia, los rituales son acciones simbólicas, que se hacen con un fin determinado, están basadas en alguna creencia, bien sea ideológica o religiosa;  mientras que los hechizos, son actos mágicos con ánimo de cambiar una realidad ya existente. Estas diferencias me resultaban bastante claras, pero cuando quería hacer un ritual, sentía temor de que estuviera haciendo algo que no fuera de acuerdo con mis creencias religiosas, o simplemente, que fuera en contra de mis principios.

No puedo negar que algunos de los rituales, me parecían bastante bellos,  y pensaba que  difícilmente con ello pudiera hacerle daño al alguien, pero otros me parecían hasta molestos; es así, como observé cantidad de rituales y de hechizos en internet y en algunos libros,  tratando de sacar mis propias conclusiones y mis propias definiciones.

Hoy día que conozco más del tema, puedo observar claramente la diferencia, y es fácil deducirla, los rituales hacen activar esa parte insegura en ti, no cambian tu realidad, pero afianzan las expectativas de que en tu futuro pasen cosas mucho más positivas. Es decir, si quieres atraer el amor, puedes informarle al universo que  esto es lo que quieres y lo manifiestas con rituales hermosos, que representan objetos que para ti son símbolo de amor, éstos darán seguridad a tu mente y le informaras al mundo que te rodea que estás listo para emprender el camino del amor, que quieres y necesitas amar y ser amado.  Si lo que quieres es atraer dinero, también debes informarte a ti mismo y al universo, que quieres tener y buscar la forma de atraerlo, para ello existen muchos rituales. Cuando te sincronizas con el universo y le cuentas tus expectativas y deseos,  no le estás haciendo mal a nadie, estás deseando una vida mejor, en paz y perfecta armonía, sin cambiar el curso de las cosas, solamente pidiéndole al universo que te dé la parte de éxito que te mereces, desde que sea para bien tuyo y de los que te rodean.

Por el contrario si pretendes hacer un hechizo, es decir, cambiar una realidad que ya existe, por ejemplo,  la persona que amas te deja y quieres endulzarlo, hechizarlo o hacer algo fuera de lo normal, para que regrese contigo,  aunque esa persona ya no te quiera,  quieres complacer a tu EGO, para sentirte mejor a costa de lo que sea,  esto si es un verdadero hechizo, ya que nunca puedes tratar de intervenir en los sentimientos de alguien y mucho menos, hacerle daño. Recuerda que cuando deseas el mal para alguien, éste se te devolverá. Parte de la verdadera esencia del amor es saber que recibimos lo que damos, y si tienes la certeza de haber amado con el corazón, y de forma incondicional,  este amor que has dado, tarde o temprano se te devolverá. Igual cuando quieres tener éxito, dinero o fama, sin importar por encima de quien pases, esto hará seguramente daño a otras personas, y más te vale  que te detengas, ya que aunque aparentemente puedas tener lo que deseas por un tiempo, todo tarde o temprano volverá a ti, tanto lo bueno como lo malo.

Así que,  si ya conoces claramente la diferencia, no te dé miedo hacer un lindo ritual, informándole al Ser Supremo tus deseos, y el universo muy seguramente confabulará, para que éstos se hagan realidad, y recuerda que como no son magia,  toman su tiempo para que se sincronicen y estabilicen las energías que te han de ayudar,  si ha de ser para tu conveniencia, llegará el momento en que se te otorgará.

 

Visitas: 2248

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Escuela Iniciática para añadir comentarios!

Participar en Escuela Iniciática

Comentario por SALIA TIBANLOMBO el mayo 9, 2013 a las 5:01pm

gracias tienes razòn , que bueno me aclaraste muchas dudas que tenia ... feliz fin de semana

© 2019   Creado por ♥ Assaya ♥.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio