Hay una inteligencia innata y casi inexplorada en nuestro centro cardiaco que se ha mantenido bajo la sombra y oscuridad de prácticamente toda la humanidad.

La humanidad se encuentra en un ascenso de energía del III al IV chakra, procurando equilibrar aquellas emociones inferiores con nuestros centros superiores. Este ascenso de aspectos que al armonizarse nos generan un patrón de vibración diferente con el cual podemos resonar es nuestro camino, es donde como humanidad estamos intentado llegar.

"Solo desde la PAZ se conquista la paz del otro"

En este centro, Anahata, tenemos la oportunidad de abrir nuestras alas, de expandir esa energía maravillosa que tenemos, la energía del amor.
El poner en funcionamiento el Chakra del Corazón nada tiene que ver con las pasiones o emociones como se cree. Tampoco significa actuar por impulso, enamorarse perdidamente o volverse un romántico. Estas son mentiras funcionales al sistema de creencias que esta derrumbándose.

En occidente y en gran parte del mundo, se ha venerado al hemisferio izquierdo, el uso de la mente, de la materia, siempre asociado a los 5 sentidos y al uso de la razón. Así hemos sido educados la mayoría, así hemos sido programados la mayoría para que actuemos y pensemos de una misma forma.

De oriente viajan nuevos y antiguos conceptos como el de No Mente, en el sentido de vaciarla para darle lugar a un estado de silencio y de creación. Y esto no es mas ni menos que encender el hemisferio derecho asociado justamente al corazón, a la intuición, a la creatividad, a lo invisible, hasta incluso a la clarividencia.

Abrir el corazón puede desconectarnos de frecuencias bajas, de información que llega por lo general inconscientemente a nuestra mente y se apropia de nuestra energía, nuestro accionar y nos mantiene aprisionados en ciertos limites que nos presentan y en verdad no existen.

¿Te cuesta encontrar el perfecto equilibrio? ¿Quieres dar sentido a tu existencia pero todavía no lo lograste? ¿No te valoras lo suficiente y por tanto no terminas de sentirte bien contigo? ¿Crees que tus relaciones con los demás podrían ser mejores de lo que son?

Todas estas preguntas comparten respuesta, y como siempre está dentro de ti. En esta ocasión, la respuesta la tiene él: el cuarto chakra.

De los siete chakras principales, él es el que está relacionado con el amor universal, las relaciones, los sentimientos, la apertura a la vida y la compasión.

También se le relaciona con el equilibrio, la seguridad en uno mismo, el perdón, la curación y el bienestar; y es el encargado de equilibrar pulmones, pecho y corazón.

Al cuarto de los chakras se le conoce como chakra del amor, timo, corazón o Anahata; su significado es ‘intacto’, ‘no golpeado’; y se encuentra ubicado en en medio del pecho, a la altura del corazón.

Su color es el verde, el rosado y el dorado; su mantra es yam, su nota musical es el Fa sostenido, se rige por el sentido del tacto y su elemento es el aire.

Además, es el centro del sistema de chakras y uno de los más importantes, por lo que hace de puente entre los tres chakras inferiores y más materiales, y los tres chakras superiores y más espirituales.

Cuando el cuarto chakra está armonizado aparece el equilibrio y la vitalidad; y además fomenta el amor condicional, la compasión, la comprensión, la perseverancia, la paciencia y la solidaridad.

En el Corazón radica el poder del amor. Una energía que activa el resto de los centros energéticos de nuestros cuerpos, equilibra ambos hemisferios y nos conecta con nuestra consciencia, con nuestra esencia, con nuestro yo superior, con nuestro potencial infinito y nos vuelve seres integrados, evolucionados y plenos.

Fuente: equilibriocosmico
NAMASTÉ

Visitas: 17

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Escuela Iniciática para añadir comentarios!

Participar en Escuela Iniciática

LIBROS de ASSAYA

* * *

 

===> Nos AYUDAS al MANTENIMIENTO de esta WEB y las SALAS ONLINE?

 

****************

 

 

*****

***

© 2017   Creado por ♥ Assaya ♥.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio