CÓMO ACTUAR ANTE EL DOLOR
(Este artículo se refiere al dolor espiritual o emocional, y no al dolor físico)

En mi opinión, no sabemos manejarnos bien con las cosas que nos producen dolor. Somos tan sensibles, somos tan lógicamente humanos, que las cosas que nos duelen nos obnubilan y nos impiden actuar con la conciencia desafectada en los momentos que se presentan.

La tendencia impulsiva natural, actuando como un mecanismo de defensa y supervivencia, trata de sacarnos del dolor evitando –o tratando de evitar- que nos descentre, que nos aflija y atormente, y por eso cuando llega ese momento nos parece que no estamos preparados, y si lo evitamos no estamos haciendo lo correcto y si dejamos que nos venza y nos hunda tampoco estamos haciendo lo correcto.

Lo mismo que se aplica al dolor se puede aplicar a las emociones y los sentimientos: mientras están manifestándose hay que entregarse completamente a ellos, hay que permitir que nos absorban para que nos permitan conocer toda nuestra humanidad, y sus potencialidades; hay que vivirlos con toda la intensidad que nos aportan, sin tratar de depreciarlos, sin pretender aplazarlos para otro momento (porque cualquier otro momento ya no será igual, ya que los momentos son irrepetibles), sin negarlos, sin tratar de aplacarlos o enfriarlos con la razón o la indiferencia.

En mi opinión, cuando se produce, hay que de dejar que se exprese TODO el dolor. TODO.

Es el único modo de conocerlo de verdad, de saber cuál es su límite y el nuestro, y la única manera de sacarle la enseñanza que nos puede aportar en el camino del autoconocimiento.

Reprimir el dolor, cortar su manifestación natural, o negarlo, es contraproducente, porque es privarse de la oportunidad que nos está brindando. Creo que ningún dolor emocional es gratuito. Ninguno se presenta con la exclusiva intención de mortificar, atormentar, o punzar y sin entregar nada a cambio. Ningún dolor es un tormento y suplicio porque sí.

¿Puede influenciar la mente en los sentimientos haciéndoles ver –por ejemplo- que los que producen dolor no son deseados y por ello son rechazables?

La premisa es que cuando uno está atravesando un momento emocionalmente doloroso no está para escuchar lo que le parecen monsergas. No está para razonar porque el dolor acota su capacidad de razonar ya que se centra casi exclusivamente en ese sufrimiento y el origen y los sentimientos añadidos de incomprensión o injusticia.

Si los sentimientos pertenecen al corazón y la razón a la mente, están condenados a no entenderse. O, cuanto menos, a hablar diferentes idiomas con diferente ánimo, lo que les condena a la falta de entendimiento. Cada uno se va a encastillar en su postura y no va a querer entender la otra.

La aportación de la mente es esos momentos se ha de limitar a recordarnos que todos los momentos son pasajeros y que conviene aprovechar el estado que se ha producido antes de que se difumine y desaparezca.

Somos humanos. Gran parte de nuestro aprendizaje no pasa por nuestra mente o nuestra memoria, sino que se recibe y procesa o siente en el corazón.

Ciertas cosas solamente podemos aprenderlas –y aprehenderlas- sintiéndolas, sin necesidad de teorización o explicaciones, sin ponerles palabras que intenten explicar lo inexplicable.

Si algo nos duele hay que preguntarse: ¿por qué?, ¿a quién le duele? (a la Persona o al ego), ¿qué sentido tiene este dolor?, ¿qué tengo que aprender o qué puedo aprender de esto?, ¿qué me estoy diciendo a mí mismo?, ¿qué me está diciendo mi alma?

Y puede añadir cuantas preguntas se le ocurran. Eso sí, las respuestas son necesarias (atención porque a veces se manifiestan simplemente como un sentimiento, sin palabras).

Y hay que escuchar a las respuestas verdaderas sin descartarlas por ingratas o indeseadas.

No huyas ante el próximo dolor ni te atrincheres en él.

Obsérvate y aprende.

Te dejo con tus reflexiones…

Francisco de Sales

“Oír o leer sin reflexionar es una tarea inútil”. (Confucio)

Si te ha gustado ayúdame a difundirlo compartiéndolo.

Visitas: 265

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Escuela Iniciática para añadir comentarios!

Participar en Escuela Iniciática

Comentario por Daisy Naquira el agosto 13, 2017 a las 10:04pm

Excelente. Gracias

Comentario por RosaLopez el julio 19, 2017 a las 7:12pm

COMARTIDO

Comentario por RosaLopez el julio 19, 2017 a las 7:11pm

Gracias, es muy buen artículo

Comentario por hilde el julio 19, 2017 a las 2:36pm
Te regalo dolor, no quiero tanto bueno!!!

LIBROS de ASSAYA

* * *

 

===> Nos AYUDAS al MANTENIMIENTO de esta WEB y las SALAS ONLINE?

 

****************

 

 

*****

***

© 2017   Creado por ♥ Assaya ♥.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio