AMA Y HAZ LO QUE QUIERAS

En mi opinión, este inicio de un texto -que escribió San Agustín de Hipona- es un excelente comienzo para una reflexión profunda, intensa, de esas que conllevan tal energía e importancia que pueden marcar el rumbo de una nueva forma de afrontar y vivir la vida.

El texto completo es así: “Ama y haz lo que quieras. Si callas, callarás con amor; si gritas, gritarás con amor; si corriges, corregirás con amor; si perdonas, perdonarás con amor. Si tienes el amor arraigado en ti, ninguna otra cosa sino amor serán tus frutos”.

En las conversaciones que mantengo con otras personas, he descubierto que este asunto del amor –darlo y recibirlo- se mantiene en un coto cerrado al que solamente pueden acceder los más allegados. El amor es para ese círculo íntimo… y ahí termina o de ahí no sale.

El amor, el verdadero amor, trasciende cualquier tipo de barrera porque su destino está ilimitado, y porque quien da amor recibe a cambio, en un milagro exponencial, más cantidad de la que entrega. No se agota cuando lo entregamos, sino que se multiplica.

Una muy querida amiga dice que cuando ella reza se limita a una única oración: “Padre, enséñame a amar, que no sé”.

¿Qué es amar? Tener amor a alguien o algo.

¿Qué es amor? Aparece en el diccionario de la RAE la definición diciendo que es un sentimiento intenso del ser humano que, partiendo de su propia insuficiencia, necesita y busca el encuentro y unión con otro ser.

Tal vez tengas que leer varias veces la definición, y no con la mente sino con el corazón. Tal vez tengas que quedarte un tiempo parado, esperando que el concepto se integre dentro de ti o mueva lo que necesite ser movido para que lo sientas de verdad, para que pase a formar parte de ti, y no te conformes solamente con saberlo para poder recitarlo de memoria.

La integración del amor, y el contacto directo y continuo con él, sería el principio de un nuevo modo de ser, de sentir y manifestarse. Una buena apuesta.

¿Y si todo lo que hagas a partir de ahora lo haces con amor, o lo haces desde el amor?

¿Y si das un cambio en tu vida de forma que esté presidida por una nueva forma amorosa de actuar, de manifestarte, de sentir, de ser?

¿Qué pasaría si este deseo de relacionarte con el amor de este modo tan intenso, tan principal, tan importante y casi ardiente, lo manifestaras continuamente, sin excepciones, con una sonrisa y una intención inmaculada?

¿Puedes convertirte en amor, ser amor, dar amor, recibir amor, vivir amor?, ¿te ves dispuesto?

Porque es una tarea relativamente sencilla si uno se quita el miedo y la vergüenza, si uno entiende que más allá del beneficio que obtengan los otros por esta actitud están los beneficios inmediatos que uno sentirá al poder ser y manifestarse según la naturaleza que todos poseemos originariamente.

¿Cómo te relacionas con el amor?

¿Cómo lo sientes?

¿Qué es para ti?

¿Qué lugar ocupa en tu vida?

Las preguntas necesitan a las respuestas.

Cuando una pregunta remueve el interior, o resuena de una forma distinta y de un modo más profundo de como lo hacen otras preguntas, o cuando pretende mantenerse viva y repetitiva, es que ese asunto nos interesa. Así que si alguna de las preguntas que has leído aún sigue latiendo en ti, es conveniente que pares de leer, que hagas de esa pregunta el motivo principal de cada uno de tus próximos momentos, y que encuentres la respuesta para que encuentres la paz.

Ama, como razón primordial, como eje de tu vida, como seña de identidad, y es muy posible que eso aporte a tu vida una maravilla de la que en este momento puede carecer.

Te dejo con tus reflexiones…

Francisco de Sales

Visitas: 15

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Escuela Iniciática para añadir comentarios!

Participar en Escuela Iniciática

LIBROS de ASSAYA

* * *

 

===> Nos AYUDAS al MANTENIMIENTO de esta WEB y las SALAS ONLINE?

 

****************

 

 

*****

***

© 2018   Creado por ♥ Assaya ♥.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio