AL FINAL DE LA JORNADA . . . CUANDO TERMINE VUESTRO PASO POR LA TIERRA . . .

Al Final de la Jornada . . .


Y al final de la jornada . . . Cuando el día ha terminado y busquéis descanso para el cuerpo . . . dedicad unos momentos de vuestro tiempo para examinar vuestra conciencia . . .

Revivid en vuestra mente lo vivido en el día que termina . . . Lo bueno y lo malo que habéis hecho . . . Vuestros pensamientos . . . vuestras palabras . . . vuestras obras . . . Y aprended de todo ello . . .

Al valorar vuestros actos, pensamientos y palabras no lo hagáis en el fiel de la balanza humana . . . id al juez que en vosotros mora . . . aquel que os conoce y lo sabe todo de vosotros . . .

Y él dará la sentencia justa y sabia . . . Con la voz de la conciencia que habla al corazón . . . Aquella que hablará por vosotros al final de la jornada . . .

Y no os lamentéis del mal que podáis haber hecho . . . porque eso destruye . . . Mas aprended sí . . . y enmendad vuestros errores . . . Así vuestra experiencia crecerá y los errores cometidos no volverán a serlo . . .

No es error caer en falta, sino el volver a caer en ella repetidas veces . . . Porque entonces no podéis ya decir que ignorabais . . .

Y aún mayor error es no saber levantarse cuando se ha caído, porque eso es cobardía . . . Así, no lamentéis vuestros errores y empezad de nuevo . . . Porque la vida es un eterno comienzo . . . Al final de un horizonte siempre hay otro nuevo . . . y donde termina un camino empieza otro . . .

Y extraed lo mejor de lo bueno que habéis hecho, para guardarlo como un tesoro en vuestro corazón . . . Acumulad allí tales tesoros . . . y seréis ricos . . . Y nadie podrá quitaros tal riqueza . . . ni aún la muerte que destruye la materia . . .

Porque esa riqueza es del espíritu . . . y estará allí donde estéis vosotros . . . Y en verdad, es la única riqueza que podéis llevaros de este mundo . . .

No atesoréis pues riquezas en vuestras arcas de oro . . . Porque no se mirará allí en la hora de las cuentas, sino en las arcas del alma . . .

Analizad vuestras obras de cada día . . . y aprended de ellas . . . Y conoceréis así un poco de vuestra naturaleza . . . y llegaréis al conocimiento de vosotros mismos . . .

Y así cada día vuestro hoy será mejor que vuestro ayer . . . y mañana mejor que hoy . . . Y si en verdad sois sinceros con vosotros mismos . . . Cada día seréis mejores de lo que sois . . .

Vuestra vida es como un lienzo en el que grabáis vuestros obras . . . Creáis colores . . . matices . . . y trazáis líneas con vuestros pensamientos y obras . . . Y cada uno de ellos deja su huella en el libro de la vida . . .

. . . Y al final de la jornada, cuando termine vuestro paso por la tierra os detendréis en el umbral del mundo a contemplar vuestra obra . . . Y veréis reflejada en ella todo cuanto hicisteis . . .

Vuestros más recónditos pensamientos . . . vuestras más silenciosas palabras . . . vuestros más nimios actos , habrán dejado su huella en el libro de la vida . . .

Ved qué habéis puesto y habréis de poner en vuestro lienzo . . . porque de todo eso seréis vosotros mismos los jueces . . .

Y no hay en verdad juez más severo que el hombre cuando se juzga a sí mismo . . . ni peor infierno que aquel creado por su conciencia . . . 

Porque el Universo-Dios-Padre-Madre nos ama por encima de todo . . .

Visitas: 240

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Escuela Iniciática para añadir comentarios!

Participar en Escuela Iniciática

Comentario por PAULINO ZAPATA ARIAS el mayo 25, 2017 a las 11:00pm

Pad, preciosa, gracias por compartir tan hermosa reflexión. Paz profunda

LIBROS de ASSAYA

* * *

 

===> Nos AYUDAS al MANTENIMIENTO de esta WEB y las SALAS ONLINE?

 

****************

 

 

*****

***

© 2017   Creado por ♥ Assaya ♥.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio