Afirmaciones, ¿sabes cómo redactar las tuyas?

Debes concretar tu objetivo.

¿Qué deseas conseguir, pérdida de peso, abandonar el tabaco, mejorar tus relaciones, confiar más en la vida, creer más en ti mismo…? Es bueno tenerlo claro para que pueda ser expresado de forma precisa en la afirmación.

Tu objetivo debe expresarse en presente, positivo y como si fuese ya un hecho. Es importante que al expresarlo lo hagas en afirmación (de ahí su nombre). Es decir, si por ejemplo tienes insomnio no serviría “ya no tengo insomnio”, pero sí “dormir me resulta fácil” o simplemente “duermo bien”. El subconsciente no registra la palabra “no”, si te repites “ya no tengo insomnio” tu subconsciente recibe “ya tengo insomnio”.

Al decir en positivo me refiero a que es mejor decir “los perros son inofensivos” que “pierdo mi miedo a los perros”. Expresar la frase como si fuera un hecho que ya ha ocurrido significa que hay que decir, por ejemplo, “duermo bien” y evitar “voy a dormir bien”.

Asocia la afirmación a una emoción. Esto es importante. Ya sabéis que las emociones tienen gran fuerza, asociar una emoción a la afirmación hará que ésta funcione mucho mejor. Es simple de hacer. Siguiendo con el ejemplo del insomnio podríamos redactar la afirmación de la siguiente manera: “dormir me resulta fácil y eso me tranquiliza y alegra”.

La emoción asociada al objetivo es algo muy personal. No todos nos comportamos igual ni sentimos de la misma manera. Asociar a tu objetivo una emoción (que comprendas e interpretes correctamente), es una garantía de éxito.

Haz tres versiones distintas. Es otra forma más de mejorar los resultados. Volviendo al ejemplo del insomnio podríamos tener, entre otras, las siguientes frases:

-Dormir me resulta fácil y eso me tranquiliza y alegra.
-Duermes con facilidad y estás tranquilo.
-Duermo fácilmente y me despierto descansado y de buen humor.
-Mi descanso es profundo y reparador, y llega fácilmente.

Sé sincero y realista contigo. Sólo tú sabes qué es lo que deseas. Es importante que seas consciente de ello. Lo de ser realista es para que no perdáis el tiempo con afirmaciones como “me tocan cuarenta millones de euros en la lotería y me siento feliz”.

La sinceridad con uno mismo es muy importante y algo complicada. Tienes que saber qué deseas realmente, ¿qué es lo que de verdad quieres?. Por ejemplo, a mí me gustaría tener un Ferrari, ¿pero tenerlo me hará más feliz?, no creo, entonces es que no lo deseo realmente. A lo mejor lo que de verdad quiero es saber disfrutar mejor de lo que tengo, de mis amigos, de la vida, estar más tranquilo…

Sólo tú sabes qué es lo que deseas. Es importante que seas consciente de ello.

Fuente: Desconocida

*********************

♥ Puedes seguirnos en TWITTER y en FACEBOOK:

♥ TWITTER:
https://twitter.com/escuelayosoyluz

♥ FACEBOOK:
https://www.facebook.com/escuelainiciaticayosoyluz

Visitas: 1248

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Escuela Iniciática para añadir comentarios!

Participar en Escuela Iniciática

Comentario por Daisy Naquira el agosto 6, 2016 a las 7:43pm

Comentario por luz marina castro el abril 21, 2014 a las 9:16pm

muy lindo !!!!!!!!!!

Comentario por Daisy Naquira el abril 20, 2014 a las 10:54pm

Bendiciones

LIBROS de ASSAYA

* * *

 

===> Nos AYUDAS al MANTENIMIENTO de esta WEB y las SALAS ONLINE?

 

****************

 

 

*****

***

© 2017   Creado por ♥ Assaya ♥.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio